Frikis, reuníos!

El mundo es de los frikis. Todo el mundo lo sabe, pero prefieren ignorarlo y continuar con sus vidas, familias, hipotecas, convencionalismos sociales y lobotomías varias. Ellos disimulan, nos miran de reojo, con recelo. Saben que lo sabemos. Tenemos el control... de nuestras mentes, que ya es pedir mucho.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Jugando a FAITH: Nadie puede (ni quiere) oír tus gritos en el espacio

Por fin pude probar FAITH en una mesa. Y digo esto porque creo que es de las cosas que hay que realmente ponerse a ello para saber de qué van, o mejor dicho, cómo van. Hay otros juegos que bueno, vale, más o menos te haces a la idea o el sistema se resume en un "es que es de D100" o un "es un sistema D20" y tal, pero este no. Este hay que currárselo uno.


Preparando la mesa


En 2016 adquirí por Kickstarter lo que viene siendo su primer escenario de campaña, A Garden in Hell, después de haberme comprado su caja de inicio. Y casi según escribo esto tienen en marcha la entrega de su tercer mecenazgo de FAITH que incluye el corebook con el universo expandido... Y las reglas retocadas.

Esto tiene su miga, porque es un clásico ya. En A Garden In Hell tuvimos las 1.5 y ahora en el core salen las 2.0. ¿Tanto han variado la mecánica? Pues no, pero de la farragosidad de las primeras hemos ido pasando a versiones "más claras". Lo pongo en comillas porque pasé el juego a mi joven colega Izan, el encargado de dirigir la partida tutorial y leyendo el manual 1.5 me comentó el lío que le había supuesto entenderlas. Si le pasó el primer manual le da un ictus.


Avisó a toda la tripulación: la teniente Loli acaba de recibir las nuevas reglas de FAITH...


No he echado un vistazo al corebook entre otras cosas porque no ha salido, pero espero que esto se vaya aclarando. También hay que decir que en este último manual se incluyen nuevas reglas de naves y otras cosas que completan el universo FAITH, de ahí supo go esa inclusión en ese 2.0.

Si alguien sigue este blog, se habrá dado cuenta que este juego ha tenido aquí, y la va a seguir teniendo, una fuerte vinculación. ¿Razones? El juego es precioso (de la hostia), el mundo que describe tiene muchas posibilidades y el arte está cuidadísimo. Y no va con dados, va con cartas. Por ahí he visto que esto para muchos supone un handicap pues el tema de la aleatoriedad se ve restringido y que alguno de los jugadores puede cerrarlo más "contando las cartas"... También la gente que lo publica parecen estar conectados con su público: en las primeras FRIKCON fueron de los pocos en mandar algo de material (y fue de calidad) para sortear y ese tipo de cosas se agradecen. Pero veamos qué pasó en nuestra sesión.


Dándolo todo



Más to tunas que en un mueble bar

Fuimos cuatro jugadores + master, y exceptuándome a mí la media de edad era de 17 años. Ahí es nada. Y encima eran Magiqueros... No digo nada, pero les puso muy mucho el tema de las cartas (la pila de descartes pasó a llamarse cementerio inmediatamente) y me quedé muy sorprendido de lo mucho que les gustó a gente tan joven. Y todos habían probado otros juegos de rol, es más, están desarrollando el suyo propio mezclando cosas y sistemas, entre ellos el Numenera. Pues lo dicho, les encantó, hasta el punto de que la partida fue en dos jornadas y unas 4 horas totales de juego.

Básicamente la historia era sencilla: una nave se ha estrellado contra la luna de un planeta y nosotros íbamos a rescatarla para descubrir que en medio había otra nave extraña con intenciones nada amigables. Y todo se iba complicando exponencialmente, incluído el momento en el que otra nave viene a rescatarnos a nosotros y acaba aún peor. Resultado: tres naves a la mierda y casi morimos todos.

Que quieren que les diga, muy posiblemente esto de las cartas de póker como sistema de juego puede cerrar el tema de aleatoriedad pero añade mucho al tema de la "gestión de la suerte" por parte de los jugadores. No sé si alguien contó cartas, pero no tuve esa sensación. Como equipo las habilidades se mezclan muy bien, y aunque todo resulta un poco más largo de lo habitual con dados ( y que era la primera vez que jugábamos) nos lo pasamos en grande. Es como si cada acción tuviera un momento más de sentimiento. Eso de sacar una carta de tu mano, jugártela a ver qué saca el master y tal le dan mayor peso a cualquier acción importante, más que con una tirada de dado. Hubo aplausos en una riña face to face entre nuestro jugador especialista en hackeo y el master y emoción en un combate en el que nos vimos involucrados al límite y que lo resolví a martillazos, que era lo que tocaba.


Olvidaos de esas cosas del espacio "de toda la vida"



Para la partida utilizamos las hojas de pregenerados de la expansión y que recuerda mucho más (muchísimo más) a una clásica hoja rolera y no los tableros de la caja de inicio, que personalmente me molan más porque son más frikis (tienen mil moviditas que colocar).

En fin, un par de tardes muy divertidas, con tensión y diversión, y un juego con muchas posibilidades, especialmente para gente sin complejos. No deberíamos perderle la vista a este juego y habrá que ver ese corebook, esperando que aún más hayan corregido errores pasados. De los tres mecenazgos este último ha sido el más potente, se han ido superando en cada uno.

Pues eso, tened fé, que ellos parece que la van a seguir teniendo en su producto.


Mari Fé de todas las Lunas, una aficionada a FAITH de las que lo dan todo. Te puedes relajar chata, que no es pa tanto.

jueves, 7 de septiembre de 2017

Sexismo/machismo en el rol: mucho larala y poco lerele

Dicen que todo es cíclico, que todo vuelve. Más aún en los tiempos que corren. Según escribo esto la peña está enrollada en larguísimos debates sobre el "Paga lo que quieras". Hace un tiempo era si Nosolorol la había liado parda o no. Hace semanas sobre los crowfundings. Y siempre sobre si D&D es rol.
Hace un tiempo, bastante, no abrías una red social de estas de intenné sin que alguien hablara sobre el machismo en el rol. No sé muy bien cuál fue el detonante, creo que un concurso de Chainmail Bikini. O algo así. El caso es que había unas soflamas sobre el tema que te cagas, unos ríos de comentarios y respuestas que hacían interminable leer el post original. Eso al menos quería decir algo: sobre ese asunto, el del machismo/sexismo en el rol no se había hablado nunca antes así. Que la peña se estaba concienciando de que algo no iba bien estaba claro.

El debate era interesante, la verdad. Se añadieron algunas cosas más, como lo del heteropatriarcado y el acoso. Y como siempre, después de que todo el mundo permaneciera incólume ante las ideas del de enfrente (muy español, por cierto) aquello empezó a ser mainstream. Es más -y lo voy a decir claramente- aquello empezó a "molar". Y así te levantabas por la mañana y leías "el pensamiento antimachista del día", acompañado de profusos latigazos autopropinados por su autor. También en blogs sucedía eso. Hubo un momento que pensé que eso debía dar visitas a los blogs, porque eran tantos los que se añadían al carro que dije "coño, Enrique, escribe algo". Pero no sabía muy bien por dónde empezar, sobre todo porque cuanto más leía esos profusos posts en el Facebook menos claro tenía todo. Me faltaba algo.


Típico fin de semana del friki


Era evidente que algo pasaba, pero estaba todo muy mezclado. EVIDENTEMENTE vivimos en una sociedad machista. Y nuestra afición, nos guste o no, bebe de esa sociedad. No somos un mundo aparte (ójala). En "esa página de roleros del Facebook que todos ustedes saben" alguien dijo, rolero él, que las mesas de rol "estaban llenas de gordos pajilleros malolientes y llenos de granos" en referencia al standard rolero y friki. Evidentemente el declarante no es ni gordo, ni ha olido a sudor nunca y tampoco se ha masturbado con fruicción, y por supuesto no tiene granos. Es ÉLITE. Los me gusta a su irrupción en el debate con este y otros comentarios de igual sesgo, como el beneplácito de las féminas al respecto, me hizo pensar que esa ÉLITE es la que buscamos todos. Supongo que aguantamos mejor los comentarios machistas de un tipo guapo que de uno que no lo es, al igual que TODO EL MUNDO aguantó los comentarios claramente vejatorios del tipo. Pero yo, en el fondo le entiendo: un tipo como él debe haber pensado que hay un importante "hueco de mercado" en el pensamiento antimachista. Tampoco voy a insistir con estas cosas. Lo que sucede en las redes sociales debería quedar ahí, incluídos los estudios sociológicos basados en comentarios en el Facebook. En resumen, para hablar de algo era muy bueno "atacar a alguien", declarar un enemigo. Me parecía resumir el debate al absurdo.


Nicho de mercado, según Hayeck

En ese momento apareció un larguísimo artículo donde una joven declaraba abiertamente tener miedo a entrar en una tienda de cómics por las miradas que generaba y la condescendencia con la que decía se la trataba. Me quedé muy preocupado con su lectura. Después de meditar sobre lo que a esta chica le sucedía me di cuenta de que era el mismo problema que tenían buena parte de mis amigos frikis (sobre todo los gordos y feos) cuando llegaba el viernes y se les ocurría ir a un local de esos en lo que en teoría se iba a ligar. Esos mismos que antes corrían espantados delante de las chicas y que hablaban con ellas entre inaudibles balbuceos que necesitaban de un "guapo" que tradujera, son los que ahora despotrican de las chicas que se acercan a "su reino friki", en el que han vivido enrocados a toda costa, pensando que ahí podían llevar a cabo las fantasías que les negaba la realidad. Una vez más me encontraba con una desconexión total entre los llamados a encontrarse en sus aficiones. Qué pena, no hemos entendido nada.


Mecanismo ancestral de protección contra el gordo friki pajillero con granos.

En esas estaba yo cuando en una conversación una chica por el Facebook me dijo que había sido acosada en su mesa de juego. Me quedé muerto, lo juro. Intenté saber si había sido en unas jornadas, con sus amigos... Solo obtuve una contestación comprensible pero que no me sacó de mi idea de que había que hacer algo: "No te voy a contestar porque eso sería intentar justificarme". Así me resultaba imposible saber hasta qué punto la cosa, el machismo, era la punta del iceberg.

Y entré en mi Fase Dos mental. Tenía que saber que estaba pasando y qué ideas se tenían al respecto. Comencé a preguntar y, oh sorpresa, descubrí que nadie hacía nada, que simplemente "se tenía que hablar de ello", como defendían muchos hombres, "había que sacar a la luz el problema". Hostias, el problema está tan a la luz que deslumbra, entre otras razones porque lo sufrimos todos. TODOS es nosotros, que al final tenemos grabado en el disco duro muchas gilipolleces metidas con calzador (los niños no lloran, eres el responsable de tu casa, eres el rey del mundo...) y que hemos pervertido el término igualdad. Pero eso, salvo los obtusos, lo vemos y lo sabemos ya. ¿Pero hace alguien algo más allá de escribir en el Facebook, buscar culpables y señalarlos con el dedo, reducir al absurdo todo o publicar en su blog? Y cuando me refiero a eso me refiero a las "vacas sagradas" de esto del rol en redes, que había muchos que estaban todo el día con el asunto. Pues resultaba que no, que mucho no se hacía.

Hubo unas jornadas organizadas en la Complutense sobre igualdad de género en el rol. Se pedía inscripción previa y rellenandola descubrí que se hacía mucho hincapié en eso del género. En el diploma que se entregaba por asistir a las jornadas (sí, has leído bien, diploma) se pedía el género con el que se quería que se tratara, incluído el agénero, o sin género. Eso sí, se pedía el nombre y apellidos. Mandé la inscripción...y nunca recibí respuesta. A lo mejor se pasaron por este blog, vieron unos cuantos tangas y no di el perfil. Nunca supe a que se jugó en esas jornadas, pero lo que me interesaba de verdad eran las charlas. Hubo una muy interesante de la blogera de Bebé a Mordor. Una buena propuesta, sin duda.

Y salvo esto no apareció mucho más. Así que directamente pasé a la acción. Pensé "bueno, voy a hacer algo, que seguro ya habrá hecho alguien pero bueno, me sumaré a estas cosas". Y decidí hacer una encuesta en las que iban a ser las segundas FRIKCON. Y lo anuncié en el blog. Obtuve cero respuestas sobre ello. CERO. Vale, esto no lo ve mucha gente, pero ya rondan las 150.000 visitas. Y cuando hay reseñita de manual, hay hasta gente que comparte. CERO preguntas. Ni que iba a preguntar, ni un "eso se hizo aquí o allí" o un simple "otro gilipollas más feminista" o algo así. Nada.

Estas fueron las preguntas, tal y como se formularon. Recuerdo al lector que están encuadradas dentro de mis jornadas y que el objetivo fundamental era obtener alguna respuesta sobre el estado de la afición y mis jornadas en particular, para mejorarlas (mentiría si dijera que no recibí una serie de Correos electrónicos extraños de gente que iba asistir (supuestamente mujeres) y que luego no fueron, después de varias vaciladas)



"Esta encuesta tiene el valor fundamental de conocer de primera mano lo que la gente piensa de nuestro hobby y de éste tipo de eventos, con la única idea de mejorar este evento en próximas ediciones. Si crees que detrás de esto hay algo más, no la contestes. O sí, haz lo que creas conveniente.

-Escribe aquí lo que te dé la gana sobre lo que has vivido hoy en este evento, si quieres.

-¿Era la primera vez que asistías a un evento rolero de este tipo?

-¿Qué mejorarías del evento y qué no?

-¿Has vivido algún tipo de problema con los masters o con los jugadores, expresiones desagradables, conductas inapropiadas, acoso o te has sentido discriminad@ tanto tú como tu personaje?

-¿La FRIKCON ha cumplido con tus expectativas? ¿Has disfrutado? ¿Repetirías?

-Puntúa de 1 a 10, (siendo el 1 caca y el 10 oro) las jornadas. Y si quieres añadir lo que sea, hazlo.

Gracias por ser testigo."



Y esto era todo. Casi todo el mundo contestó y, ahora sí, puedo decir que en mis putas jornadas NO suceden determinado tipo de cosas. A no ser que hayan mentido en las respuestas. Y si, hubo alguna crítica. Pero la nota final rondó el nueve hacia arriba.

Bien, ahora adivinad cuanta gente me ha dicho "oye, pues que de puta madre lo de la encuesta" o "vaya mierda, tronco" o algo. Si, muy bien, lo has adivinado a la primera: CERO. Que si, que ya sé que esto no se puede hacer pensando en que alguien te vaya a contestar, que esto no va de ego, que va de "lo que hay que hacer". Pero joder, ¿NADIE? ¿En las setecientas visitas del post, los compartidos, el Facebook, el Google+, NADIE va a decir nada, cuando TODO DIOS hablaba de estas movidas que parecían que se iban a liar a hostias?

Como no soy de aflojar la presa, vuelvo a insistir en saber que propuestas se han hecho sobre, al menos, saber "qué está pasando". No encuentro nada. Un rolero me dice que referente al acoso hay algunas pautas. Una es dar una palabra clave al tendero para que si alguna mujer se siente acosada pueda decir esa palabra y se pueda hacer algo. Me quedo bocas. "Ah, muy bien, pero ¿hay algo más?", pregunto. No hay respuesta.



Y eso es todo, amigos. Supongo que esto que he hecho yo ya lo habrá hecho alguien antes. Espero que ese alguien me conteste y me comente su experiencia, que espero que sea tanto la idea como la respuesta, superior q la mía. Hostias parezco los del SETI buscando vida más allá...

Queridos amig@s: acercaros, tocaos, jugad, leed, haced algo para que podamos ser más felices entre nosotr@s. Ya está bastante jodido esto como para colaborar. Pero sobre todo no descarguéis en el de enfrente vuestra ira, o vuestros viejos conceptos, porque así no se va a ningún lado y porque los que vienen detrás ya lo van a tener suficientemente mal como para que nosotros lo sigamos estropeando.

Y dicho esto, os aseguro que nunca (NUNCA) me vais a ver en el Facebook "haciendo visible" ninguna problemática sobre este asunto. Si alguien quiere algo, HACER ALGO DE VERDAD, aquí estoy. Si lo que queréis es "molar" y "posar", no os molestéis. Estaré jugando por ahí a algo.